Teoría de la resistencia. 24 de marzo de 2012

1. COMPARTIR LA INFORMACION QUE ENCUENTREN SOBRE LA TEORÍA DE LA RESISTENCIA. RECUERDEN ANEXAR LA BIBLIOGRAFIA.


TEORÍA DE LA RESISTENCIA





Las teorías de la resistencia ofrecen un estudio de la forma en la que la clase y cultura se combinan para ofrecer descripciones en términos de política cultural. Central para tales políticas es la lectura semiótica del estilo, rituales, lenguaje y sistemas de significado que constituyen el campo cultural del oprimido.



Además desempeñan un servicio teórico en su necesidad de análisis político que estudien y transformen los temas radicales y las prácticas sociales que maquillan los campos culturales basados en la clase y en detalles de la vida diaria.



Señala la importancia de estudiar a las escuelas como sitios sociales que contienen niveles de determinación de especificidad única, sitios sociales que no reflejan a la sociedad total pero que sólo tiene una relación particular con ésta.



La resistencia es una valiosa creación teórica e ideológica que ofrece un importante enfoque para analizar la relación entre la escuela y la sociedad amplia. Provee un impulso teórico para comprender las formas complejas bajo las cuales los grupos subordinados experimentan en fracaso educativo y dirige su atención a nuevas formas de entender y reestructurar los modos de la pedagogía crítica.



Representa un modo de discurso que rechaza explicaciones tradicionales del fracaso de la escuela y conductas de oposición. Su concepto conlleva una problemática gobernada por supuestos que cambian el análisis de la conducta de oposición de los ámbitos teóricos del funcionalismo y de las corrientes principales de la psicología de la educación, por los del análisis político.





La noción de resistencia señala la necesidad de comprender más a fondo las formas complejas bajo las cuales la gente media responde a la interacción entre sus propias experiencias vividas y las estructuras de dominación y opresión. Las categorías centrales que emergen en la problemática de la resistencia son la intencionalidad, la conciencia, el significado del sentido común, la naturaleza y valor del comportamiento no discursivo.



El poder trabaja para ser ejercido sobre y por la gente dentro de diferentes contextos que estructuran las relaciones de interacción de la dominación y la autonomía. Es ejercido como un modo de dominación y como acto de resistencia o como expresión de una forma creativa de producción cultural y social fuera de la fuerza inmediata de dominación.



El concepto de resistencia debe de ser un constructo analítico y un modo de investigación que contenga un momento de crítica y una sensibilidad potencial hacia sus propios intereses, como lo son el proceso de desarrollo de la conciencia radical y en la acción colectiva critica.



El valor pedagógico de la resistencia reside en situar sus nociones de estructura e intervención humana, y los conceptos de cultura y autoformación, dentro de una nueva problemática para comprender el proceso de escolarización. Rechaza la noción de que las escuelas son solo sitios de instrucción, no solo politiza la noción de cultura sino que señala la necesidad de analizar la cultura de la escuela dentro un terreno cambiante de lucha y contestación. El conocimiento educativo, los valores y las relaciones sociales necesitan ser analizadas, puesto que están contenidas dentro de las culturas dominantes y subordinadas que caracterizan la vida en las escuelas.



La teoría de la resistencia se aparta de los supuestos estructuralistas y funcionalistas. Pone acento en lo que ocurre dentro de las escuelas, y sostiene que no hay una correspondencia sencilla entre las estructuras económicas y las instituciones educativas. Se preocupa por descubrir la forma en que surge la hegemonía y los mecanismos mediante los cuales ella es producida en las escuelas, entre otros, las interacciones curriculares, pedagógicas y evaluativas. Se interesa, también, por los conflictos y las contradicciones que s producen en la escuela. (Brigido, 2006:57)



REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA


  • Giroux, Henry. (1992) Teoría y resistencia en educación. Siglo Veintiuno Editores. Madrid.
  • Brigido, Ana María. (2006) Sociología de la educación: temas y perspectivas fundamentales. Editorial Brujas, Argentina, Córdoba.

Giroux y la Teoría de la Resistencia

A partir de estudios realizados en contextos escolares, Henry Giroux reconoce la lucha social y de clases que se libra, por los intereses que los grupos manejan, donde los docentes y los alumnos tienen la posibilidad de resistir las prácticas sociales dominantes. Pero la resistencia no es el fin de la acción, sino un hecho en el cotidiano de las escuelas. La parte pedagógica (aunque el término en este caso no sea del todo preciso) trata acerca del involucramiento de los docentes en la contestación y la lucha en contra del carácter tradicionalista y reproductivo de las escuelas públicas, principalmente, donde la ideología dominante se perpetúa y justifica. Y es que desde la perspectiva de Giroux, el fracaso escolar sucede por responsabilidad de la sociedad y de la organización que la respalda (en este caso, la escuela). Paralelamente, la escuela es considerada también como el espacio para la transformación y el cambio de las sociedades mediante la resistencia y la lucha de clases.

Y es que Giroux establece la importancia que los grupos oprimidos encuentren una posibilidad transformadora, a través de una “teoría de participación o agenciamiento humano” y que bajo una producción cultural, se desenvuelva un medio activo y progresista siendo parte de la inmensa transformación de las sociedades.

Otro interesante aspecto que trata Giroux, se refiere a las políticas globales educativas influenciadas por la banca, donde los docentes son objetos de reformas educativas que homogeneízan un mundo heterogéneo mediante la reproducción del grupo dominante. El profesor queda reducido al rol del técnico encargado de ejecutar dictámenes y objetivos decididos por expertos ajenos a la realidad cotidiana de la vida en el aula.

Aunque creo que es necesario destacar que cuando menos en nuestra realidad latinoamericana, el docente ha asumido su rol de “herramienta” o “técnico” en lugar de agenciarse una visión profesional de sí mismo, qizá, a causa del discurso de la “mística del docente” que terminaría por otorgar un autoconcepto que no le permite verse a la par que cualquier otro profesional, de modo que se he dejado llevar por el conformismo.

Giroux reclama del maestro que como profesional con conciencia social debería convertirse a sí mismo en un intelectual transformativo, en un agitador social con una concepción del mundo transformadora y con un conocimiento de toda la ciencia, cultura y tecnología moderna en beneficio de la transformación de las sociedades en función a una mejora con un rumbo consciente y planificado.
http://blog.pucp.edu.pe/item/32480/giroux-y-la-teoria-de-la-resistencia

Afirma que los estudiantes de las clases trabajadoras no son sólo un producto colateral del capital y que se someten obedientemente a los dictados de los maestros y escuelas autoritarias, quienes, los preparan para una vida de trabajo agotador. Más bien, las escuelas representan espacios de contestación marcados por las contradicciones ideológicas y estructurales y por una resistencia estudiantil colectivamente informada. En otras palabras, las escuelas son espacios sociales caracterizados por currícula abierta y oculta, por grupos jerarquizados según habilidades o conocimientos, por culturas dominantes y subordinadas y por ideologías de clase en competencia.

En estos enfoques, las escuelas son vistas como instituciones relativamente autónomas que proporcionan espacios para un comportamiento y una enseñanza contestataria y representan una, fuente de contradicciones por lo que, en ocasiones, serán disfuncionales a los intereses materiales e ideológicos de la sociedad dominante. Las escuelas no sólo están determinadas por la lógica de la fábrica o de la sociedad dominante, no son meramente instituciones económicas, son también espacios políticos, culturales e ideológicos que existen de alguna manera en forma independiente de la economía capitalista de mercado. Por supuesto que operan dentro de los límites establecidos por la sociedad pero funcionan en parte para influir y conformar estos límites sean éstos económicos, ideológicos o políticos. Más aún, en vez de ser instituciones homogéneas que operan bajo el control directo de los grupos empresariales, se caracterizan por diversas formas de conocimiento escolar, ideología, estilos de organización y relaciones sociales en el salón de clases. Así, las escuelas a menudo existen en relación contradictoria con la sociedad dominante, apoyando y cuestionando alternativamente sus supuestos básicos; por ejemplo, a veces apoyan la educación liberal, que está en aguda contradicción con las demandas de la sociedad dominante por formas de educación especializada, instrumental y vinculada a la lógica del mercado. Además, las escuelas todavía definen su papel como agencias de movilidad social aunque regularmente produzcan egresados a una tasa mucho más rápida que la capacidad de la economía para emplearlos.

Las teorías de la resistencia han tratado de demostrar como los estudiantes que rechazan activamente la cultura escolar a menudo demuestran una lógica y una visión del mundo que confirma, más que cuestiona, las relaciones sociales, capitalistas, existentes

Otra característica importante y distintiva de las teorías de la resistencia es su énfasis en la importancia de la cultura y más específicamente de la producción cultural. En el concepto de producción cultural encontramos la base para una teoría de la intervención humana construida a través de las experiencias activas, colectivas y en desarrollo de los grupos oprimidos.




GIROUX A. Henry. Más allá de la teoría de la correspondencia. En “La nueva sociología de la Educación”, Antología. Ediciones el caballito, SEP. México, 1986.



2. MATRIZ O CONCENTRADO DE LA TEORÍA DE LA RESISTENCIA
PARADIGMA: Sociológico
TEORÍA: DE LA RESISTENCIA
TEORÍAS ASOCIADAS:
Teoría de la reproduccion
Teioria del funcionalismo
QUIENES SUSTENTAN:
Henry A. GirouxAlthusserBowlesGintesJuan Delval

AFIRMA
ROL DEL MAESTRO
ROL DEL ALUMNO
- Representa una crítica significativa a la escuela como institución y subraya actividades y prácticas sociales cuyas significaciones son, en última instancia, políticas y culturales. - Implica ver más allá de las escuelas.- Señala nuevos caminos para construir una pedagogía radical cuando analiza los modos como la clase y la cultura se combinan para ofrecer el bosquejo de una "política cultural".- Hace enfasis en la reproducción cultural.- Es una construcción teórica e ideológica valiosa que proporciona una perspectiva importante para el análisis de la relación entre la escuela y la sociedad. Todavía más importante, proporciona un nuevo medio para entender los modos complejos en que los grupos subordinados experimentan el fracaso educacional y señala nuevos modos dé concebir y de reestructurar una pedagogía crítica.- Son importantes las concepciones personales de quienes participan en el proceso educativo, pues los actores del mismo presentan una velada, o abierta resistencia a aceptar los valores que la sociedad dominante pretende imponer. (2)
- Analizar el comportamiento.- Apoyar tanto dentro como fuera de la escuela.
- Luchar por una vida cualitativamente
mejor para todos.
- Demostrar que los autores de las teorías tradicionales de la educación, y aún los de la reproducción, se equivocan al suponer el cumplimiento de sus modelos socializantes. (2)

Para Juan Delval, los objetivos de la escuela son cuatro:
1.-Apoyar el desarrollo psicosocial del alumno.2.-Posibilitar el entendimiento, la explicación racional y la capacidad del alumno para actuar sobre fenómenos naturales.3.-Ofrecer al alumno la capacitación para comunicarse inteligentemente con los demás sujetos de su entorno social.4.- Contribuir a la formación individual y social del alumno, proporcionándole los recursos que le permitan ubicarse en una posición automática y crítica, pero de relaciones positivas dentro del grupo social al que pertenece. (2)- Agente de cambio.- Activista-agitador social.
- Rechazan la ideología subyacente de que el respeto y la obediencia se compensan con el conocimiento y el éxito.- Ser alumnos analiticos, criticos en el proceso educativo. - Critican los aspectos màs opresivos de la escuela.- Participan activamente como opositores.


BIBLIOGRAFIA:

(2) Pablo Rico Gallegos.